Sendero de La Ladera

Sendero La Ladera

Cómodo e interesante sendero que recorre distintos puntos de interés histórico-artístico. Se inicia el recorrido en la plaza de San Pedro.

imagenes_Iglesia_San_Pedro_26765e25 Iglesia de San Pedro Apóstol

Su construcción data del siglo XVI, aunque su obra principal es de los siglos XVII y XIX. La parte más antigua fue ejecutada en 1515, constituyendo la cuarta parroquia de Tenerife en antigüedad.
Se trata de una iglesia de cruz latina en una sola nave y techumbre mudéjar a dos aguas, con la excepción de la vistosa cúpula que cubre el crucero. Así mismo también cuenta con una torre campanario situada a los pies de la construcción. De entre el patrimonio mueble que alberga en su interior cabe destacar el cuadro de ánimas, la pila bautismal y la talla policromada del Jesús Niño.

imagenes_Museo_Sierva_2009_036_copia_926aad5c Museo de la Sierva de Dios

Una pieza esencial en el tesoro patrimonial del Municipio es Sor María de Jesús León Bello y Delgado, la monja incorrupta, cuyo proceso de beatificación, se puso en marcha ya hace unos años.
En el entorno de su vivienda se ha construido La Casa-Museo de “La Sierva de Dios”, un inmueble que data del siglo XVII y que estará destinado a la exhibición del hábitat canario propio de la época de Sor María de Jesús. Así mismo, este inmueble restaurado comprende un nuevo espacio en dos plantas de factura contemporánea, cuya función será la de ser lugar de recepción y exposición de piezas y objetos antiguos, así como paneles informativos a cerca de la vida y milagros de “La Sierva”.

imagenes_Plaza_de_la_Siervita_baf4d51c Jardines de la Sierva de Dios

El proyecto de Casa Museo de “La Sierva de Dios” comprende todo el entorno que circunda la vivienda. Está integrada por un conjunto de pequeños huertos así como de una amplia zona ajardinada en la que se sitúa la famosa escultura en bronce de nuestra “Siervita”, lugar que visitan multitud de fieles a dejar flores y a rezar sus oraciones.

sierva Oratorio de La Siervita

Según relatan las crónicas sobre los primeros años de la vida de “La Sierva”, a lo largo del camino de La Ladera se dirigían diariamente sus pasos, ocupando siempre el mismo lugar desde donde se disponía a su oración. El Oratorio se encuentra a unos 300 metros sobre el nivel del mar, donde se situará una pequeña capilla para el alojo de flores y ofrendas, similar a la actualmente ejecutada.

Desde aquí tomaremos a la izquierda por un callejón para iniciar la ruta propiamente dicha por un paraje natural rodeado de plantas de la zona hasta llegar al barranco de las Mejías. Desde ahí a pocos minutos pasaremos por la cruz del barranco de las Mejías dirigiéndonos hasta el final para encontrarnos con la carretera que va hacia La Matanza. Ahí tomaremos a la derecha por la carretera para tomar dirección hacia la ermita de Los Ángeles, lugar que invita a sentarse para disfrutar de un hermoso paisaje y por la tarde de las más hermosas puestas de sol.

Ermita de Los Ángeles

La abundancia de manantiales en la costa y la feracidad de sus tierras, llevan al Adelantado, Alonso Fernández de Lugo, a erigir, en 1505, una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora de Los Ángeles.

Constituye una de las primeras fundaciones religiosas de la Isla, todo un orgullo para los sauzaleros. La devoción de la virgen ha permanecido inalterable a los largo de los siglos trasmitiéndose de padres a hijos. Cada año, por el mes de junio se celebra la tradicional Bajada Nocturna de la Virgen desde San Pedro a su Ermita, llenando de luces de antorchas el camino.

Siguiendo en dirección hacia la costa y a solo unos 50 metros nos encontraríamos con la entrada hacia la Cueva de los Viejos (hoy en día no puede visitarse porque es propiedad privada).

Cueva Viejos 2009 097

La Cueva de los Viejos

Las zonas costeras fueron las escogidas por los guanches para sus asentamientos, como lo demuestran las doce cuevas de habitación halladas hasta ahora por los arqueólogos en este término municipal, en cuyo interior se encontraron fragmentos cerámicos, lanzas largas y esferoides de piedra. El que hoy constituye el mayor yacimiento para los expertos es sin duda, La Cueva de Los Viejos.

A solo unos 20 metros nos encontramos a la izquierda con la casa roja o casa del coronel, catalogado patrimonio artístico nacional, al final de la misma y a la derecha tomaremos por una vereda, que en ligero ascenso, nos llevara al parque natural de Los Lavaderos. Lugar cargado de mucha tradición y leyenda. En este lugar se puede disfrutar y degustar el agua cristalina que sale por sus chorros. También es un lugar ideal para tomar un pequeño descanso en el camino.

imagenes_Parque_Los_Lavaderos_724x486_5f13f6e5 Parque Los Lavaderos

El municipio cuenta con varias zonas verdes, pero es el Parque de Los Lavaderos su principal baluarte. El parque fue un antiguo lavadero, al brotar allí un naciente de agua natural, que formaba estanques utilizados por los vecinos y gentes foráneas para lavar las pendas de vestir.

En 1987 el Ayuntamiento decide habilitar una superficie de 8.000 metros cuadrados para convertirla en un área recreativa alrededor de la citada fuente. Con el paso del tiempo, este parque se ha convertido en un completo espacio de ocio, que incluye paseos, zonas de estancia, jardines de todo tipo ornamentados con una espectacular flora, cascadas naturales y artificiales, miradores, así como de una cafetería.

A partir de aquí todo es ascenso, 10 minutos y estaremos de nuevo en la Plaza del Príncipe. A partir de aquí todo es ascenso. 10 minutos y estaremos en la Plaza del Príncipe; desde ahí seguiremos derecho por la Avenida hasta llegar a la primera desviación a la derecha que tomándola nos ubica en la Casa de los Callejones, hoy sede del Museo de Lucha Canaria.

IMG_3767.jpg  Casa de Los Callejones

Dentro del término municipal pueden encontrarse diversos ejemplos de arquitectura doméstica de cierta importancia. Uno de los que destaca es casa conocida como la casa de Los Callejones, situada en el callejón de El Cementerio.

El inmueble, ocupa una superficie en planta de 228,20 m2, con dos plantas de altura. Se trata de un edificio con cuatro fachadas con un pequeño jardín delantero. Su planta es rectangular y su cubierta es a cuatro aguas, prolongándose el faldón trasero hasta el nivel de planta baja, prototipo de la arquitectura tradicional del casco del Municipio.

Hoy en día alberga la Casa Museo de la Lucha Canaria.