Susana López Rubio y Daniela Lagunas Ortega ganan el V Concurso de Relato Hiperbreve en El Sauzal

La escritora madrileña, Susana López Rubio, consiguió el primer premio de la categoría adulta del V Concurso de Relato Hiperbreve de El Sauzal con un trabajo que enamoró al jurado bajo el título “Patricio”. El segundo relato premiado de la modalidad, fue para la también madrileña Patricia Collazo González con su obra “Como si tal cosa”.

Por otro lado, en la categoría juvenil, donde compitieron más trabajos que en ninguna otra edición anterior presentados por autores con edades entre 14 y 17 años, el primer premio fue para Daniela Lagunas Ortega con un relato titulado “Mi hermana pequeña” y, el segundo premio, fue para Itziar Rodríguez Marrero por su texto “Quisiera ser un pez”.

Tanto el Ayuntamiento de El Sauzal, como los miembros del jurado destacaron la alta participación, pues de los 46 relatos que se recibieron de media en ediciones anteriores, en esta ocasión fueron 457 las obras presentadas al certamen, las cuales pueden ser consultadas en el blog que el Ayuntamiento ha creado al efecto: http://relatohiperbreve.blogspot.com.

PRIMER PREMIO · Categoría ADULTA · “PATRICIO”
Susana López Rubio · Pseudónimo: Parker · Madrid

Patricio decidió que ya era hora de escribir una novela para hacer algo con su vida. Compró papel, pluma y tinta. A través el cristal del tintero, observó la tinta, brillante y casi crujiente en su negrura, como la espalda de un escarabajo. Su novela estaba ahí dentro. Sólo tenía que sacarla. A los pocos intentos, Patricio descubrió que domar la tinta era bastante más difícil de lo que parecía. Podía escribir palabras sueltas e interesantes (náufrago, baldío, clavícula, basilisco, mordisco, charco) e incluso alguna frase prometedora (El funambulista apareció descuartizado en la bañera) pero antes de que la  tinta   coagulara  en   la  página,  le  entraba  el  miedo  y  el  folio terminaba en la papelera. Nunca pasó de la primera página. Incapaz de vivir en un mundo en el que, en mejores manos que las suyas,  un tintero podía convertirse en un Moby Dick o un Gran Gatsby, Patricio se bebió la tinta en dos tragos y murió con los dientes negros.

PRIMER PREMIO · Categoría JUVENIL · “MI HERMANA PEQUEÑA”
Daniela Lagunas Ortega · Pseudónimo: Ela · La Laguna

Cuando era pequeña, mi hermana y yo compartíamos cama. Una noche, ella tiraba fuertemente de las mantas y le grité que parara. Ella, desde la lejanía, me gritó que estaba en el baño. Cuando volvió a la cama, me preguntó por qué estaba respirando tan fuerte en su oreja. Yo no lo estaba haciendo.

Pasados los años, mi hermanita dice que mamá la mató, y mamá siempre me ha dicho que no he tenido jamás una hermanita.

SEGUNDO PREMIO • Categoría ADULTA • “COMO SI TAL COSA”
Patricia Collazo González • Pseudónimo: Lucía Anderson • Madrid

Ella habla por los codos. Otros lo consideran un defecto, pero para él resulta encantador. Sobre todo cuando la primavera trae consigo las mangas cortas y su voz se escucha más nítida y cantarina que nunca. Es escucharla, y perder la cabeza. Pero no le importa. Cuando ella se va, con los codos roncos de tanto hablar, busca su cabeza por toda la casa. A veces la ha dejado en un lugar visible: un estante, la mesa del televisor o el sofá. Pero otras, le lleva horas descubrir que la ha apoyado en la almohada y se ha quedado dormida. Cuando al fin consigue despertarla y recolocársela sobre los hombros, ya es de día. Apaga las luces y se va. No importa a dónde, pero es que apagar las luces le provoca una necesidad irresistible de irse.

Mientras tanto ella, la de los codos parlantes, intenta llegar a su pueblo pero cada vez que se acerca a él, se queda dormida y se pasa tres. Hacia el este, hacia el oeste… Lo peor es cuando se los pasa hacia el norte. De inmediato lo pierde. Y cuando pierde el norte se cae del mapa por el mar Ártico. Nada contra corriente intentando alcanzar la orilla, donde él, el de la cabeza recolocada sobre los hombros, arma castillos de arena mientras la espera y desespera, solo un poco. Porque sabe que llegará, y sonriendo le tirará los galgos. Los lánguidos canes algo asustados por haber sido arrojados por el aire, llegarán como caídos del cielo aplastando sus castillos de arena. Él no se dará cuenta, porque al verla, el corazón le dará un vuelco. Y con él todo el cuerpo, por lo que haciendo el pino, la colmará de besos.

Ella, con los besos saliéndole por las orejas, por la nariz y por las puntas de los dedos, decidirá que ya no se quiere marchar. Se quedará clavada en el suelo, y él, cruzando el puente de su pino, le empinará los codos para escucharla decir por fin que sí.

SEGUNDO PREMIO • Categoría JUVENIL • “QUISIERA SER UN PEZ”
Itziar Rodríguez Marrero • Pseudónimo: Raizti • La Laguna

Volar, volar y más volar. Ya estoy cansado. Yo quería nadar. Soy Fede, el tucán que no quería ser pájaro. Mi sueño era ser un pez y nadar libremente por los océanos. Todo empezó el día en que mi dueña, Paca, estaba viendo en la 2 un documental sobre la naturaleza, concretamente sobre el mar. Explicaba la flora de este ecosistema y también su maravillosa fauna. Me quede asombrado con todos esos seres felices y libres que no vivían en una cárcel como yo. Quería ser uno más.

Un día, me visitó un ser mágico que decía poder cumplir mi sueño y hacerme feliz para siempre. Fue muy fácil, tuve que arrancarme una pluma y quemarla para después mojarla con agua salada y ya, al día siguiente pasé de estar en mi cuadrada jaula a saltar sobre las olas en el mar.

Después de los tres mejores días de mi nueva vida, nadando, vi un tentador anzuelo con un trozo de gamba, tenía mucha hambre y no dudé en ir a por él. Pero no salió como esperaba.

Ahora espero en esta pescadería de El Sauzal a que alguna señora me cocine en su usada olla.

El Sauzal, 3 de mayo de 2016.

Acta-del-Jurado-V-Concurso-de-Relato-Hiperbreve-El-Sauzal-2016

Saluda-Participantes-Concurso-Relato-Hiperbreve-2016