Baldomera María García Fuentes

Baldomera María García Fuentes nació en Tacoronte el 27 de febrero de 1908. Estudió magisterio en La Laguna y al terminar su etapa formativa comenzó a dar clases en Ravelo, El Sauzal.

En 1933, durante la Segunda República española, las elecciones municipales se celebran el 23 de abril. Durante el periodo de tiempo que fue necesario para que los candidatos elegidos ocuparan la Alcaldía,  el cargo lo ostentaría el funcionario de menor edad, que desempeñara su labor profesional en el municipio, independientemente de que fuera hombre o mujer, con los únicos requisitos de saber leer y escribir, no tener más de treinta año ni más de la edad electoral (23 años) y no haber ejercido cargo alguno durante la dictadura de Primo de Rivera, cumpliendo con todas éstas condiciones  doña Baldomera García. Así, el 1 de febrero de 1933 accede a la alcaldía de esa localidad, convirtiéndose en la primera mujer proclamada alcaldesa de Canarias.

Las cinco alcaldesas de la Segunda República fueron proclamadas en 1933, por este orden: Baldomera María García Fuentes (El Sauzal), Juana González González (Granadilla de Abona), María del Carmen Luengo y del Arco (Vallehermoso), Concepción García Suárez (Santiago del Teide) y Juana García Rodríguez (Artenara)1.

En la prensa queda recogida así la noticia: “Ayer se nombró en Tenerife la primera mujer alcaldesa… a las diez de la mañana de ayer fue proclamada alcaldesa de el pueblo del Sauzal la señorita Baldomera María García Fuentes, maestra nacional del pago de Ravelo de dicha localidad, con motivo de haber cesado el alcalde y concejales elegidos por el artículo 29. Inmediatamente dicha señorita se posesionó del cargo, y en la mañana de hoy conferenció con el gobernador civil de la provincia, don Vidal  Gil Tirado, sobre los proyectos que la animan y que pondrá en práctica a la mayor brevedad”.

En la visita que Baldomera, como primera edil del Municipio, realizara al presidente del Cabildo Insular de Tenerife realizó las siguientes solicitudes: Pedir la construcción de un camino vecinal que comunique con “la carretera general de la Isla” y la instalación en el barrio de Ravelo de un “locutorio telefónico y una subvención para el osario del cementerio del pueblo”2. El presidente de dicha institución en aquellos años, don Maximino Acea, no le concedió el locutorio telefónico, aún siendo de vital importancia para los vecinos de la zona 3.

Tras tres meses al frente de la alcaldía, la dejó al tomar posesión la nueva corporación elegida el 23 de abril de ese año. Ésta estuvo presidida por Don Anselmo Rodríguez Pérez  que resultó elegido alcalde por unanimidad de votos 4.

Según el acta de 10 de mayo de 1933 del Ayuntamiento de El Sauzal (Primer acta que se conserva de ese Ayuntamiento, pues toda la documentación anterior desapareció a causa de un incendio el día anterior, es decir el 9 de mayo), la alcaldesa Baldomera entrega el testigo a su sustituto en el cargo en un local alquilado, ya que las casas consistoriales y la escuela habían ardido la noche anterior. La firma de la primera edil no figura en dicho acta, pues se retiró del local habilitado al efecto donde se celebraba el acto inaugural, justo antes de la firma del mismo.

El incidente hizo que se quemasen todos los libros de actas y buena parte del archivo municipal de la localidad anterior a esta fecha de 10 de mayo de 1933. Por tanto no queda constancia escrita de las labores que desempeñó en su trimestre como primera edil. La culpa del incendio recayó en el secretario de la Corporación y el hermano de éste, que era oficial del Consistorio. Los dos fueron detenidos y encarcelados. Baldomera en vista de los acontecimientos puso su cargo en manos del gobernador civil.

Tras éstos hechos, en 1936, la alcaldesa se casó con Juan Caballero Romero, que era secretario de Magistratura del Trabajo y se desplazaron a Gran Canaria donde él fue destinado para regresar en 1945 a residir en Santa Cruz de Tenerife, donde murió en el año 2006, a la edad de 98 años.

1 García Rodríguez, Mª Inmaculada (Licenciada en Ciencias de la Información): “Las alcaldesas de Canarias: 1933-2007: nombres, datos de evolución y algunas claves de la resistencia a la democracia paritaria en el máximo nivel de representación municipal”. (Tesis doctoral)
2 “Cabildo Insular. Visitas de Alcaldesas”, Hoy (Santa Cruz de Tenerife), 7 de febrero de 1933, pg. 8.
3 Acosta Dorta, Enrique: “Tacoronte, 100 años de historia en imágenes”. Página 22.
4 Libro de actas nº 1 del Ilustre Ayuntamiento de El Sauzal. Del 10 de mayo de 1931 al 1 de abril de 1934, páginas 1 y 2.

CONDICIONANTES POLÍTICOS QUE EXPLICAN SU ELECCIÓN COMO ALCALDESA:

  • El derecho a las mujeres a ser elegidas para ocupar cargos políticos fue reconocido en el artículo 40 de la Constitución republicana de 1931, aunque la Carta Magna vino a consolidarlo pues ya el decreto de 8 de mayo de 1931, previo a las alecciones a Cortes Constituyentes, permitió la elecciones de las mujeres mayores de 23 años.
  • La Ley de 20 de diciembre de 1932 había ordenado el cese de todos los concejales elegidos por el artículo 29 de la ley Electoral Maura (de 1907).
  • La ley de 30 de diciembre de 1932 dio origen  a las Comisiones Gestoras Municipales, que gobernaron los Ayuntamientos cesados hasta las elecciones locales del 23 de abril de 1933. Dicha Comisión estaba formada por tres gestores, un funcionario, un contribuyente y un obrero.

ARTÍCULOS EN PRENSA:

La prensa de la época se hizo eco de las primeras mujeres alcaldesas de la historia en Canarias:

  • “La Tarde (2 de febrero de 1933) Declara:”escuelas no faltan. Lo que faltan son niños y niñas que vayan a clase. Últimamente se crearon cuatro colegios; pero si van por la mañana 50 alumnos. Por las tardes solo asisten cinco u ocho. Una verdadera desdicha. A mi me ha sucedido frecuentemente esto. Es necesario, pues, obligar a los padres de esas criaturas a que no desatiendan su educación. …antes de regresar al pueblo, hablaré con el presidente del Cabildo y le pediré con todas las formalidades del caso la construcción del camino vecinal al importante pago de Ravelo”.
  • “La Prensa” (3 de febrero de 1933)
  • “Diario de Las Palmas” (3 de febrero de 1933, página 2)
  • “El Tribuno” (5 de febrero de 1933, página 3)
  • “El Defensor de Canarias” (edición de 6 de febrero de 1933, página 12)
Prensa Baldomera

Enlaces de interés: